• A

Un par de pantalones blancos pueden hacer la diferencia (o cómo usar white jeans)

Actualizado: 25 feb 2021

La verdad es que muchos creen que el blanco en el guardarropa masculino es exclusivo de las camisas o que es exclusivo del verano. Pero se equivocan. Si hay una prenda (a menudo pasada de largo por la mayoría de los hombres) que puede no sólo servir sino dar un toque de gran estilo a cualquier atuendo son los pantalones blancos y si se quiere un toque al mismo tiempo sumamente casual, pero sofisticado, unos jeans (vaqueros) en ese color pueden ser una apuesta de gran nivel. .



El blanco puede ser un complemento en general útil. Después de todo, es un lienzo esperando a ser colocado con algún color, por lo que no hay tono sobre este mundo que no pueda ser utilizado junto con este, de forma tal que unos pantalones en blanco se llevarán bien con prácticamente cualquier cosa que decidas usar: azules, grises, marrones, negro, tintos, rojos, verdes y hasta anaranjado (un atuendo casual para verano con una polo, por ejemplo) pueden llevarse con estilo bien combinados con esta multifacética prenda.



Es por esta misma razón que los white jeans se prestan lo mismo para la temporada de frío (Otoño-Invierno) que para la de calor (Primavera-Verano). Asimismo, esta prenda, por el color y diseño tan uniforme que posee y que oculta relativamente las características propias de unos jeans (las costuras en diferente tono o el deslavado propios de unos vaqueros en azul) puede salirse con la suya incluso en combos de una naturaleza más formal. Ojo, no quiere decir que unos jeans blancos sean por sí mismos formales, pero sí que son más elegantes y pueden ser más versátiles que los típicos pantalones de mezclilla en azul. En algunos lugares y sobre todo en verano, he visto gente que los usa para un casual de negocios con mucho encanto (sí, lo utilizan con americanas y sacos sport y blazers y sorpréndete: con camisa y corbata.) aunque el hacerlo requiere cierto dominio del arte sartorial y sus principios básicos (saber combinar colores y texturas por ejemplo) de otra forma rápidamente puede tornarse en un atuendo con un mal resultado o con una mezcla demasiado chocante entre casual y formal.



Asimismo, unos jeans en blanco te permiten (al ser sólidos) elaborar mezclas sencillas que hacen más práctico el vestir: el llevarlos con azul siempre tendrá una vibra naútica, y se prestan excelentes para usarlos con patrones en el resto del atuendo, ya sea en la camisa o incluso en la prenda exterior.



Pero los jeans en blanco, por muy sofisticados que puedan ser, no dejan de ser eso: unos cómodos jeans que podrás usar sólo con una polo en los más tranquilos días de verano, hasta con una chaqueta de safari (como a continuación) o incluso una de tweed en otoño. Son excesivamente versátiles, por lo que serán pocas las prendas que no puedas combinar con ellos, pero siempre recuerda: no dejan de ser jeans, pantalones casuales (no los uses en eventos de naturaleza formal).



En cuanto a los zapatos, con estos pantalones el cielo (y el resto del atuendo) es el límite: loafers, monkstraps, sneakers, alpargatas, espadrilles, mocasines y slippers de toda suerte e incluso algunos vans (sí, leiste bien) pueden llevarse bien con ellos, todo dependerá que armonicen el resto de las prendas que llevas puestas.


Allí lo tienes Astyler: breves pero poderosas pautas para poder usar tus jeans en blanco y sacarles el máximo partido, de enero a diciembre.


Encuentra tu estilo.


-A

40 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo