• A

Todo sobre los Monkstrap:


NO SÓLO UN CINTURÓN TIENE HEBILLA:


Sin duda uno de los detalles más útiles en un zapato de vestir en el guardarropa masculino es, que sea versátil. Y el Monkstrap, querido Astyler, es uno de los más versátiles que puede haber. Descubre por qué a continuación:



Inventado en un monasterio de la Europa Continental del siglo quince según la tradición, el Monkstrap (literalmente “correa de monje”) fue llevado desde aquel católico lugar hasta Inglaterra, donde se popularizó su uso y siendo franco no podemos culparlos, el zapato no sólo es práctico y elegante, sino que es de las piezas más fáciles de vestir en el guardarropa masculino.






Si bien hoy en día su versión más popular es aquella que lleva una hebilla doble encima, el modelo original tan sólo llevaba una hebilla con una correa que cerraba el zapato, por lo que podríamos decir, la versión con una sola hebilla es la más “tradicional” (aunque siendo francos, en A Style by A nos gusta más la estética de la doble)





EL MÁS VERSÁTIL:


En cuanto a construcción, formalidad y uso, la verdad sea dicha, los Monkstrap tocan ese espacio ideal del espectro entre un Oxford y un Loafer, un espacio que lo mismo puede ser formal que casual; explicando lo anterior: Son menos formales que un Oxford, pero más formales que un Derby o un Loafer. La verdad es que lo mismo puedes usarlos con unos jeans en denim que con un traje de chaqueta cruzada o de tres piezas y básicamente los únicos códigos de vestimenta donde no podrías usarlos son aquellos propios de las galas de etiqueta (Es decir ni con Chaqué ni con Smoking)




La verdad sea dicha, todos los hombres podríamos beneficiarnos de tener al menos un par de estos extraordinariamente versátiles zapatos, que por sí mismos pueden darle toda una estética a tu look, sea este un look de cena romántica o entrevista de trabajo, de ir con tus amigos a un bar o simplemente de salir a la calle a hacer pendientes.



¿Mi recomendación?


Dando por hecho que ya sabes diferenciar unos zapatos de calidad, mi recomendación es que al zapato más versátil deberías comprarlo en la gama de colores más versátil. Es decir, en algún tono de marrón, cualquiera puede ser bueno, desde el más rojizo, pasando por aquellos más oscuros y chocolatosos, hasta aquellos más bien en color miel, claro está que la decisión la tomarás basándote en qué combina más con tu guardarropa.



Este zapato puede ser tu mejor amigo si estás muy justo de presupuesto y no puedes comprar mucho calzado para expandir tu armario, debido a que puede utilizarse de maneras tan diversas en cuanto a estilo (sólo no lo uses sin calcetines o con calcetines invisibles por favor, no se usa igual que un loafer) y a que puede usarse durante las cuatro estaciones del año, debido a que los Monkstraps son el camaleón definitivo; pueden usarse lo mismo con piezas tan básicas como jeans o chinos hasta trajes de lino (verano) o tweed (otoño-invierno) y siempre van bien con un traje o combinación sport.


Así que ya lo sabes Astyler, un par de Monkstraps pueden ser un eslabón importante en la cadena de tu guardarropa. ¿Tú que opinas de ellos?


Encuentra tu estilo


-A




321 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo