• A

Sprezzatura

Actualizado: 2 jul

La mentalidad del italiano al vestir:


El Emperador Romano Marco Aurelio solía decir algo como: "la perfección de las costumbres es vivir cada día como si fuera el último"; pero cuando hablamos de estilo, más aún de estilo italiano, la perfección de las costumbres a la hora de vestir se traduce en lograr transmitir naturalidad en la elegancia.



Lo anterior podría parecer un contrasentido, pero no es así; después de todo, luego de años de práctica, de entender las reglas, romperlas con gracia y entender el estilo de manera que se puede formar el propio, se llega a poseer un instinto, que casi como un reflejo, acomoda las prendas de manera que funcionen, se vean increíblemente elegantes pero no impliquen mucho esfuerzo ni mucha meditación a la hora de crear atuendos.


¿Qué es la Sprezzatura?


Es la elegancia sin esfuerzo, la elegancia quede forma orgánica, sin lucir "forzada" logra un atuendo bien hecho. Para los italianos, el sello de distinción de este concepto, por ser precisamente una cuestión de poca meditación, es una ligera imperfección. No hablo, por supuesto, de un desaliño o un descuido grande como podría ser llevar la camisa desfajada (por fuera) o pero aún, alguna prenda con manchas, olores o agujeros, sino algún pequeño descuido que, dentro de lo global, apenas es perceptible. Un botón o una hebilla sin abrochar, un pañuelo colocado en el bolsillo exterior de una forma muy rápida, (es decir sin pasar varios minutos doblándolo diligentemente antes de colocarlo) o incluso, como el legendario Gianni Agnelli (a quien tienes a continuación) colocarse el reloj por encima del puño de la camisa en señal de que se ha salido con tanta prisa que así ha quedado.



Muchos tratan de adquirir, copiar o simular este modelo de estilo y visión sobre el vestir sin éxito, en su mayoría debido a que pierden el enfoque del que parte la Sprezzatura: nacer de una repetición tan perfeccionada de las cosas que se pueda ser naturalmente elegante. Hoy en día, contrario a esto, muchos de los que desean ser considerados como exponentes de la elegancia tienden a llevar el concepto de sprezzatura a una manipulación que casi siempre raya en el exceso, esto lo puedes ver sobre todo en las galerías con fotos de asistentes al Pitti Uomo o a la London Fashion Week que bianualmente circulan en las grandes revistas de moda. Sujetos que exageran en cuanto a colores, patrones y sobre todo, accesorios en un intento de que su atuendo se vea "sin esfuerzo" (consiguiendo, paradójicamente, el efecto contrario) pero que les ha ganado el apodo (al menos entre los círculos de asistentes a estos eventos) de "los pavos reales del pitti" un apodo bastante explicativo del efecto que tienen sus atuendos, diseñados más para llamar la atención por el choque de colores y patrones o lo barrocos que puedan ser (no se pongan doce pulseras en cada brazo Astylers) que por su elegancia natural. Es irónico pero el nieto de Agnelli, Lapo Elkan (a quien tienes a continuación) se le conoce como el ícono no oficial de estos pavos reales (luego de ver la imagen te darás cuenta de por qué).





Entonces ¿cómo se logra?



La Sprezzatura, al igual que todas las otras cosas sobre este mundo, únicamente se domina con práctica. Luego de entender las reglas básicas y cuándo aplicarlas, saber cuando y cómo transgredirlas y finalmente cuando el estilo sartorial se consolida como el estilo personal, se logra algo así. No es coincidencia que los máximos exponentes actuales de la Sprezzatura, como lo son Bruce Boyer, Lino Ieluzzi o Valentino Garavani (a quienes verás a continuación) todos sean a hombres de edad avanzada, quizás el único hombre joven que podría entrar en esa categoría es el famoso diseñador de lentes de sol Fabio Attanasio (a quien también verás en la galería a continuación) pero lo cierto aquí es que, para conseguir el dominio de un arte como la Sprezzatura, se necesita un dominio que sólo da la prueba y el error, no podría decirlo mejor que utilizando las famosas palabras de otro veterano, el comunicólogo Ricardo Domínguez:


"El estilo no es algo con lo que se nace, sino que se aprende con el tiempo, en el camino".



La perfección del estilo, si es que se opta por la estampa sartorial, es, precisamente, la Sprezzatura: la elegancia hecha natural y parte de uno mismo.



Espero que encuentres tu día naturalmente elegante, Astyler, yo me despido.


Encuentra tu estilo


-A

160 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo