• A

Los Zapatos: Oxfords y Derby (y cómo diferenciarlos)

Actualizado: 9 feb 2021

Los zapatos son la clave para elevar o tirar al traste cualquier outfit y hay estudios que demuestran que, después de nuestro rostro, la segunda cosa en que las personas se fijan al conocernos son, precisamente, los zapatos, de manera que estos son por tanto la base de cualquier atuendo. Luego de repasar cómo diferenciar unos zapatos de calidad, nuestra guía definitiva sobre zapatos nos lleva a iniciar obligatoriamente por el más formal, elegante y básico de todos ellos: el Oxford (izquierda) y continuar con su primo: el derby o blucher (derecha).



A la izquierda un Zapato Oxford, a la derecha un Blucher o Derby, ambos con decoración Brogue.


EL ZAPATO BASE:


El Oxford es el zapato esencial del guardarropa masculino, surgido en la Inglaterra del siglo XIX, desde entonces es una insignia de elegancia y la base máxima del guardarropa masculino, pues se convirtió en el zapato formal por antonomasia. Curiosamente, al surgir en una época ciertamente más formal y con códigos de vestimenta muchísimo más estrictos que los vigentes, te sorprenderá saber que este tipo de calzado, ahora considerado el zapato más formal de un guardarropa ordinario, fue de hecho popularizado por los estudiantes de la Universidad de Oxford (de allí su nombre) que lo encontraron como una cómoda alternativa al calzado de la época.





La característica principal de este, es que es un zapato con un sistema de agujetas cerrado, es decir sin solapas, que le da el toque limpio y uniforme que lo distingue de otros.


¿Cómo usarlo?


Como hemos dicho, el Oxford es el más formal de todos los zapatos. Dicho esto, hay oxfords más formales que otros, según su material, su color y por supuesto, los detalles que los rodean.



Cualquier Oxford negro es más que apto (es el zapato ideal) para usarse con traje, mientras que un oxford negro completamente liso (wholecut) o en captoe (ambos ilustrados abajo) puede usarse con smoking en esas noches de gala.





Dicho esto, era obvio que el oxford negro sería, definitivamente el más formal. Seguido por los oxford en cualquier gama de marrón y usando la misma lógica que toma al liso como el más formal y al que tenga más detalles y/o broguing (ese adorno que da la impresión de ser conformado por pequeños agujeros) como el menos formal de este espectro, seguido por los demás colores, como el azul marino y los demás materiales, como el ante (véase la Guía para combinar zapatos)


¿Los más versátiles? Un par de oxford, con broguing (Esos que en México llaman bostonianos) en un tono de marrón claro, que lo mismo pueden usarse con un traje azul o gris claro que con un par de jeans en azul marino.



Si estás pensando en comprar tu primer par de zapatos, yo te recomendaría que comprases un par de Oxfords.






EL PRIMO CASUAL DEL OXFORD


Mientras que los zapatos Derby, también llamados por muchos Blucher, a diferencia del calzado de Oxford, no tienen un origen tan claro y en realidad depende de cómo los llames es que atribuyes su origen; me explico: algunos remontan su diseño al Conde de Derby, otros (y esta es la versión más aceptada) se lo atribuyen al mariscal de campo y noble prusiano (alemán) Gebhard Leberecht von Blücher, por lo que sería más bien una cuestión de corriente histórica (o de qué nombre te gusta más) para nombrarlos. Dicho esto pasemos al zapato en sí. La diferencia clara en contraposición con el oxford es que tienen solapas que permiten atar sus agujetas, es decir que el sistema que usan para atarlas es abierto (y no cerrado como en el oxford) y por ello (y por su horma, más ancha que la del oxford) son considerados menos formales en la escala de formalidad del calzado, tan es así que en regiones y lugares con códigos de vestimenta muy estrictos (como Londres) jamás se permitiría usarlos en un evento formal, pues en sus inicios eran considerados zapatos de campo.




¿Cómo usarlos?

Dado el mundo tan casual y relajado en que vivimos, los modelos más sobrios y elegantes sí podrán usarse con traje y con combinaciones sport, colándose en algunos escenarios propios del código de vestimenta formal, pero jamás usando smoking, aunque los zapatos fueren negros y no tuviesen decoración alguna. Mi recomendación de hecho es que si vas a invertir en un par de zapatos blucher, no compres un par en negro, en cambio, adquiérelos en alguna versátil gama de marrón.





Estos zapatos son ideales para tareas como elevar tus looks con jeans y pantalones chinos y llevarse con combinaciones sport, con todo el espectro de posibilidades que hay entre estos escenarios incluido. En mi opinión son menos versátiles que los oxford, por lo que mi recomendación sería incluirlos al guardarropa solamente luego de haber adquirido estos.



Una vez dicho esto, ahora lo sabes Astyler. Si quieres saber más sobre zapatos en general puedes leer aquí nuestra Guía para comprar zapatos de calidad o nuestra Guía sobre los mocasines. Te encantarán.


Yo me despido esperando que pases un gran día.



Encuentra tu estilo.


-A



946 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo