• A

Los Pantalones ¿Chinos? o ¿Khakis? La guía de la alternativa a los jeans

No todo en el mundo son pantalones formales (de vestir) o su contraparte, los ultracasuales jeans, en realidad, hay un modelo en particular que resalta porque puede pasar justo en medio de la escala de formalidad de ambos (obviamente dependiendo de los detalles como hechura y color) pudiendo utilizarse en un rango que va desde el casual de negocios hasta el más desenfadado casual a secas.



Creada como una prenda originalmente militar y en un plano meramente utilitario (una historia que se repite una y otra vez con nuestras prendas favoritas, como la Sahariana, la Gabardina o la Chaqueta de Piel), los pantalones chinos o khakis nacen en el Imperio Británico, durante la conquista de la India y de hecho, la palabra khaki o caqui quiere decir, en hindi, "color arena" pues en aquel momento los tonos terrosos (muy útiles para fines militares y de camuflaje) eran prácticamente los únicos disponibles. Afortunadamente los tiempos han cambiado y hoy los podemos encontrar en toda la gama cromática imaginable.




Lo que hace a unos pantalones chinos, unos pantalones chinos


En realidad hay tres características que los delatarán: la tela, que será siempre algodón cien por ciento y en un tejido de sarga, grueso pero fresco, la construcción, que debido a la tela antes mencionada siempre dejará algunos detalles de la misma en sus puntadas, visibles en el exterior del pantalón, a diferencia de un pantalón de vestir y por último, el color, mismo que será sólido (a diferencia de los jeans con todos sus deslavados y texturas).




¿Cómo usarlos?


En el armario sartorial, la versatilidad es la clave y la reina, esto es, entre más se pueda hacer con menos siempre será mejor y en este sentido, la naturaleza de este tipo de pantalones se presta perfectamente para eso, pues, como se ha dicho, su configuración y su connotación social hoy en día los hace perfectos para todo tipo de atuendos, con la salvedad de los más formales (esos que requieren un traje como rigor) y en este sentido, hay una enorme gama de combinaciones posibles para usarlos.





Dicho lo anterior y dado el tejido, más bien fresco, en que están hechos, los pantalones chinos son los reyes del casual del negocios y del casual sartorial, sobre todo en verano, en los que incluso pueden sustituir a los clásicos pantalones grises y combinarse con un blazer en azul marino para una versión alternativa del clásico "uniforme".


En cuanto al estilo, los hay de frente plano o en versiones más sartoriales (y vintage) con pinzas, pero este detalle únicamente es cuestión de preferencia. En mi opinión, para mantenerlos casuales (y versátiles) la versión de frente plano es mejor.





¿Son para tí?


Si lo tuyo son las combinaciones sport en realidad son los pantalones ideales para tí. De igual forma, si apenas inicias tu camino sartorial y vienes de un mundo quizás más casual y de jeans (vaqueros) diarios, yo te recomendaría que, dado que en cuanto a sensaciones son los pantalones que más se asemejan a ello, inicies con un par de chinos, incluso antes de tus primeros pantalones de vestir. Y sí, en cambio, estás avanzado ya en el camino sartorial, sabes bien que estos pantalones son perfectos para darle un toque desenfadado a tus piezas de connotación formal y que incluso, dado este tono, van perfecto con esas piezas especiales, difíciles de combinar dentro de tu guardarropa. Sólo recuerda adquirirlos en su tela original (es decir algodón 100% natural y no fibras artificiales) y en colores que vayan con lo que ya tienes en tu guardarropa. El beige, el caqui, el azul marino o el gris claro son muy buenos para iniciar.


Encuentra tu Estilo.


-A

114 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo