• A

Del safari a tu armario: la Chaqueta Sahariana

Actualizado: 10 feb 2021

Hay muchos a quienes se les olvida el origen no sólo de las prendas que usamos, sino que hubo un tiempo en que la ropa servía para propósitos específicos y que de allí se trasladó a la vida diaria y es muchas veces cuando volteamos a ver algunas de estas prendas consideradas utilitarias que nos damos cuenta de cuanto nos favorecen, de su silueta clásica y por supuesto su atemporalidad.





Precisamente de todo ello se dio cuenta el diseñador Yves Saint Laurent cuando en su colección de 1969 tomó la prenda que acabas de ver como icono e inspiración de toda su colección; pero la cazadora Sahariana o Safari Jacket (como la llaman nuestros amigos británicos) existía desde antes de ello. Bond la usó. Los exploradores Europeos en África la utilizaron como parte de un traje de dos piezas ajustado al calor y humedad del lugar, incluido Ernst Hemingway. Los grandes como Clark Gable, David Gandy, Roger Moore, Johannes Huebl y hasta el Príncipe Carlos de Inglaterra (abajo) la han usado. Y hoy, vengo a decirte cómo la puedes usar también tu.




Primero lo primero: ¿Qué es una chaqueta sahariana?


Es una chaqueta, deconstruida, ligera y hecha normalmente de telas respirables (aunque las hay hasta de ante y son bastante elegantes) cuya mayor y principal característica es la presencia de hasta cuatro bolsillos en su parte delantera. El corte es ceñido al cuerpo y tiene a ensalzar la figura masculina. Las más clásicas tendrán también un cinturón incorporado como su primo el Trenchcoat (Gabardina) aunque este no es un requisito esencial o indispensable. Finalmente, la abertura del cuello tendrá una solapa más bien de herencia militar y más parecida a la de un abrigo militar que a una chaqueta del traje tradicional o un blazer, aunque en este detalle es donde la mayoría varía mucho hoy en día, ya que cada diseñador o casa de sastrería les imprime su propia personalidad.




¿Cómo se usa?


La chaqueta de safari es bastante versátil. Podría sorprenderte saber que incluso, en algunas circunstancias, podrías usarlas para un código casual de trabajo, acompañándola de los accesorios adecuados, usándola como si fuera un reemplazo del tradicional blazer. Fuera de esas ocasiones, la prenda será de uso prácticamente casual, pero sin duda le darás un toque más sartorial a tu atuendo añadiéndole esta prenda a un outfit simple. Para aquellos que apenas inician en su camino sartorial y del arreglo personal, yo recomiendo esta pieza porque les vendrá muy sencillo combinarla y no es excesivamente formal, por lo que es una prenda de transición perfecta. En lugar de ponerte una de esas hoodies con cremallera abierta para darle dimensión a un outfit con una camiseta y jeans, ponte una chaqueta de Safari y de entrada, te verás más elegante y masculino, realmente no tienes que hacer ningún otro cambio en el mismo outfit. La prenda es tan versátil que se verá bien con esa T-shirt y jeans (te lo pruebo a continuación) :




¿De qué color y material A?


Si pretendes que tu Sahariana sea de uso exclusivo del verano y los meses cálidos el algodón y el lino serán tus mejores amigos, claro, acompañados de una espalda libre de forro. Si lo que pretendes es añadir la estética de la misma al otoño, los inicios de primavera o los entretiempos, un material impermeable o bien una sahariana de alguna lana te irá bien. Y para aquellos más avanzados en su viaje en el estilo y el mundo Sartorial, una en ante o en cuero será, sin duda, una pieza singular que llamará muchísimo la atención.


En cuanto al tono, la verdad sea dicha, esta prenda nos permite jugar con los colores según nuestro gusto personal y lo que combine más con lo demás que tenemos en nuestro armario. ¿Para empezar? Una sahariana en el clásico tono beige es la que yo recomiendo, es la más básica y fácil de usar, o si eres más de los que les gustan los tonos oscuros, una en azul marino se te verá excelente.





De allí en más el cielo es el límite. Las he visto en verde militar, khaki, en distintos tonos de grises, marrones y azules y hasta blancas.



LOS OUTFITS:


Visto lo anterior, ahora te doy mis TRES PROPUESTAS DE OUTFITS usando mi chaqueta sahariana favorita, que como notarás, está hecha en el clásico tono beige y en tela de ligero algodón y como normalmente lo hago, estimados Astylers, va subiendo la escala de formalidad en cada atuendo.


EL LOOK CASUAL:


La virtud de la Sahariana es que puede llevarse con el atuendo con la vibra más desenfadada dándole un toque ligeramente arreglado, aventurero y bastante masculino. Así elijas llevarla de la forma más casual y simple:


Este primer outfit es el perfeccionamiento del look que te mostré previamente acompañado de la frase "No te pongas un hoodie, usa una Sahariana" pero ahora (como es costumbre de este blog) le damos un toque Sartorial. Cambiamos la T-Shirt por una Polo (si lo tuyo es andar arreglado siempre será mejor ir con un cuello) los jeans de verano por un cómodo pantalón sastre, hecho de lana y algodón y esos Vans de playa por un par de slippers en ante azul marino para hacer una actualización mucho más elegante (aunque igual de casual) del look anterior.



La polo, en 100% algodón y en un azul marino oscuro y rico resalta en la sahariana beige, remangada a manera de camisa, la polo resalta más aún ya que, aprovechando el tono casual del atuendo, jugamos un poco con el cuello, utilizándolo por fuera de la chaqueta de safari. Los slippers en ante trenzado dejan pasar que el aire y terminan de apuntalar un look que grita ¡Fresco! y ¡Casual! sin complicarse mucho y aprovechando las telas, ya que después de todo, llevamos un look hecho casi al 100% de algodón.



EL TOQUE SMART:


El segundo es una propuesta un poco más elevada, dentro del espectro del Smart casual y es en mi opinión la más versátil de los tres que veremos hoy:



Hay pocas piezas que me parezcan tan versátiles como las tres que decidí unir en el atuendo que acabas de ver. La camisa de chambray (denim ligero) los jeans en blanco y la cazadora sahariana en beige se complementan brutalmente bien. De nuevo repetimos la fórmula de los tejidos frescos: 100% algodón de arriba a abajo y seguimos luciendo tobillo con un look que se vale de nuevo de calcetines invisibles para ayudarnos a seguir frescos. Los zapatos y el cinto en piel marrón, más formales que los zapatos de ante en azul que usamos en el atuendo anterior, hacen un puente que únicamente termina de unir piezas que, la verdad funcionan por sí solas.


Este atuendo es la mezcla de las piezas más versátiles no sólo del verano, sino del guardarropa masculino en general.


Este atuendo es tan versátil que podrías elevarlo más poniendote una corbata tejida o remangar más aún tanto la camisa como la sahariana para una vibra más fresca y desenfadada.



UN SAFARI DE NEGOCIOS:


Te prometí que la chaqueta de safari era una prenda versátil. Este último atuendo es la prueba viviente de ello. Pues, la verdad sea dicha: la puedes usar como el sustituto casual de un blazer.



Este es, literalmente, el uniforme clásico de negocios, pero en lugar del blazer en azul marino, va a acompañado por la sahariana. Pantalones gris oxford en lana fresco, camisa azul en un suave y liso algodón con cuello italiano y rematandolo todo y como punto focal absoluto del look, una corbata a rayas: el máximo símbolo de los negocios, todo rematado por un par de zapatos monkstrap en un marrón ligeramente rojizo para una combinación ganadora que le da una nueva perspectiva a un clásico de la oficina.



Si bien no podrás usar esto para presidir una junta importante (en ese caso ponte un traje) es un atuendo más que aceptable para la oficina y el ambiente laboral.


Bien Astyler, ahora sabrás identificar perfectamente lo que es una sahariana y seguramente (si no la tienes ya) será una prenda que querrás añadir a tu armario pronto. Te aseguro que no te arrepentirás, sea cual sea tu estilo, es un clásico que te servirá muchísimo. Yo me despido deseándote un increíble día y esperando haberte dado algo de inspiración.


Encuentra tu estilo.


-A


156 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo