• A

La Guía de los Accesorios para Hombre, Parte II: Joyería

En nuestro artículo anterior, hablamos de los accesorios básicos para el hombre, con excepción por supuesto, del reloj de pulsera, no obstante, quedaron pendientes muchos sutiles accesorios (que pueden ser a veces de lo más costoso) con los cuales se puede expresar de todo: desde la máxima formalidad hasta un casual bastante llamativo. Hoy hablaremos de todos aquellas joyas que pueden ser parte del guardarropa masculino.


Mancuernillas:


Son las más formales (y el accesorio propio de las noches de gala) de esta lista, aunque ello no las hace nada aburridas. Fuera de aquellas que se usan sólo con smoking y en momentos de negocios más serios, las hay de lo más creativo: desde con la forma de una nave de Star Wars hasta con el emblema de tu equipo favorito, aunque estas siempre expresarán menor autoridad que las clásicas con formas y configuración más sobria.




Las mancuernillas pueden ser de plata, oro, platino o incluso acero, el material de que estén hechas dependerá de tu gusto, estilo y por supuesto, presupuesto y claro está, para usarlas deberás llevar puesta una camisa de puño francés (de otro modo no tendrías dónde colocarlas)


¿Cuándo y cómo usarlas?

En sus versiones más sobrias y clásicas, son perfectas para ambientes elevados de negocios y por supuesto, para noches de gala. Su versión más creativa únicamente estará reservada para la oficina.


Clips y pisacorbatas:


Son accesorios algo olvidados, pero eso no quiere decir que no se vean bien o no sean útiles. El pisacorbatas se utiliza en el cuerpo de la corbata y la une a la camisa, teniendo como función que la corbata se mantenga fija a tu cuerpo, aun cuando estuvieses boca abajo. La segunda pieza, las llamadas barras o clips de corbata, van directamente en el cuello de la camisa, dándole un toque de cierta personalidad a la misma, pues sus dos extremos sobresalen y al mismo tiempo realzan el nudo de la corbata.



Son accesorios muy sutiles, pero que pueden darle un toque de atención bastante elegante a cualquier atuendo, más aún si combinan bien con los demás metales que llevas puestos.



¿Cuándo y cómo usarlas?

Son perfectas siempre que lleves corbata y quieras darle un toque de distinción a tu atuendo o bien, quieras que la misma no se separe de tu camisa al moverte.



Anillos:


Fuera de la argolla de matrimonio o los anillos que llevan los miembros de la alta jerarquía del Estado Eclesiástico, no es tan común ver caballeros utilizando anillos por lo calle, no obstante, si se usan con propiedad y en los momentos adecuados, pueden ser un accesorio de muchísima personalidad. Descartado el dedo anular (en el cual se lleva el anillo de matrimonio) el meñique y el índice serán los mejores para llevar un anillo, que deberá ser proporcional a tu mano (ni muy pequeño y delgado ni muy grueso y llamativo) y en un diseño sobrio y clásico. Mi recomendación es que tengas uno con alguna piedra ya sea preciosa como un zafiro o semipreciosa como el jade o el ónix o bien que mandes hacer uno con tu emblema personal o tus iniciales.



¿Cuándo y cómo usarlos?

En realidad, si son del modelo y diseño correcto (nada de calaveras ni de logos esotéricos por favor) puedes usarlos en prácticamente cualquier ocasión. De ser muy casuales o llamativos, deberás excluirlos de las ocasiones más formales y de gala.


Pulseras:


Un accesorio bastante casual, aunque hoy en día incluso en círculos de oficina su uso está relativamente aceptado. En lo personal me encanta usarlas y creo que son una manera creativa de balancear tus canillas: si en la izquierda llevas un reloj, en la derecha puedes llevar una pulsera. En cuanto a los materiales, las hay de todos: desde telas (las más casuales) pasando por las de piel (las intermedias) hasta las de metales preciosos como el famoso (y muy costoso) Love Bracelet, de Cartier.


¿Cuándo y cómo usarlas?

Únicamente deberás prescindir de ellas en ocasiones de gala (es decir cuando llevas un smoking) y para reuniones de negocios muy serias o juntas en las que desees proyectar autoridad.


Pines de Solapa:


Desde las flores hasta los accesorios metálicos, los pines y botoniers (las flores) que se usan en la solapa sirven para darle más dimensión a un atuendo o para enviar mensajes, según el caso, asimismo, en ocasiones especiales, como bodas y eventos de frac y moño negro (smoking) es todo un toque de distinción muy tradicional para los atuendos. Por lo mismo, debo decirte que el utilizar una flor en la solapa debe hacerse con mucho cuidado, pues con este accesorio es sencillo perder el carácter sobrio de ciertos atuendos.



¿Cuándo y cómo usarlos?

Si elijes utilizar un botonier (es decir una flor) mi recomendación será que lo hagas más bien en eventos y reuniones sociales, ya que no es precisamente un accesorio de negocios, para este tipo de escenarios, es mejor si optas por algún pin metálico sobrio,


Sobre cadenas, Cuban Links y esclavas:


A pesar de las tres piezas son el accesorio más ostentoso (pues necesariamente serán de oro o plata) son, de hecho, el accesorio menos elegante de todos los mencionados aquí. Es mi opinión que todo hombre debería llevar en el cuello una cadena de oro o plata según su gusto, pero también es cierto que esta debe ser discreta y usarse por debajo de la ropa (dejemos que sólo la vean aquellas que tengan la suerte de observarnos sin camisa o que tan sólo se asome un poco en los veranos en que usamos la camisa abierta, como en la imagen a continuación) por lo que nunca debería usarse por encima de lo que lleves puesto.



Las esclavas al ser brazaletes de metales preciosos están sometidos a la misma regla que las pulseras en general: cuida que combinen con lo que lleves y que las estés usando en la situación adecuada (básicamente todo menos frac y smoking).


En lo que respecta a las Cuban Links, son parte de una cultura ajena a la estampa y estética clásica masculina y ciertamente contraria a la cultura sartorial, por lo que no hay algún escenario en que puedan realmente usarse con clase.


Allí lo tienes Astyler, la guía sobre joyería masculina, espero lo encuentres de utilidad en tu camino sartorial. Yo te deseo un gran día.


Encuentra tu estilo

-A

56 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo