• A

La cazadora de piel: El legado más masculino

Es innegable que para el caballero más casual, el llevar encima una americana, blazer o saco todo el tiempo no es posible. Para esos casos, la cazadora de piel viene perfecta y es toda una estampa de personalidad.



UNA HISTORIA LLENA DE MASCULINIDAD

Las primeras cazadoras de cuero, chaquetas de piel o como gustes llamarles, no tenían nada que ver con verse bien o ser una impronta del estilo. Oh no. Esta chaqueta nace de la necesidad de crear una prenda que fuera práctica para los pilotos a la hora de volar. El cuero, impermeable, resistente al frío y relativamente más resistente que la tela de gabardina, estaría forrado por dentro con lana para mantener el calor y se convertiría, a principios del siglo XX en el uniforme de los pilotos en las fuerzas aéreas de distintos países, por lo que pronto se convirtió en un sinónimo de la disciplina militar mezclada con el encanto de la aeronáutica. La segunda guerra mundial fue, sin duda, el hecho que catapultó su uso a una mayor escala.


Luego de las guerras mundiales la icónica prenda entró al escenario que quizás la elevaría a su mayor popularidad: el motociclismo. No es coincidencia que cuando mencionen una cazadora de piel, inmediatamente muchos caballeros piensan en los chicos malos de la cultura estadounidense, o en sujetos con barbas tupidas en una Harley Davidson. Esto nace precisamente en los 30´s cuando el modelo de chaqueta recortada que usaban los pilotos se comienza a vender a estos grupos como parte del equipo para andar en moto. Un par de décadas más tarde cuando este atuendo lo llevan al cine actores como James Dean, Marlon Brando, Paul Newman y Steve Mcqueen (a quienes puedes ver a continuación) el boom fue definitivo. La cazadora de piel había llegado para quedarse. Luego vinieron los Punks y se apropiaron de ella, así como los diseñadores, desde el gran Yves Saint Laurent hasta Gianni Versace (y su hermana Donatella) todos tratando de incorporarla a su identidad.


Lo cierto es que, se mire por donde se mire, una cazadora de piel bien usada es sinónimo de fuerza, masculinidad y carisma que trasciende las modas y se ha convertido con los años en una prenda atemporal.

CÓMO USARLA CON ELEGANCIA

Ciertamente no es en lo primero en lo que pensamos cuando escuchamos la palabra elegancia. Y tiene algo de sentido, pues otorga por sí misma algo de agresividad a tu apariencia, sin mencionar que es un artículo que, en el mejor de los casos podrás elevar hasta el código Smart Casual, nunca para el código de negocios ni el código formal. (Para ver todos los Códigos de Vestimenta, haz click aquí)


Sí te has leído ya nuestro artículo “La ropa de campo también es elegante”, seguramente ya tienes una idea de nuestra visión sobre esta prenda. Sí no, no tenemos problema en repetirlo: la idea es ir a por la versión más versátil de la misma, es decir, una chaqueta relativamente limpia y sin muchos cierres, en un diseño clásico, ya sea con muchos bolsillos, a lo “field” o la clásica bomber, como la que tienes en la imagen a continuación, completamente lisa y preferentemente en color marrón (aunque sí lo tuyo es el negro y va mejor con tu guardarropa, ve a por ello sin dudar)



En cuanto a combinaciones, el atuendo más clásico y casual con esta prenda es usarla con jeans/vaqueros o bien con pantalones clásicos (como en la imagen anterior) ya sea en un tono azul muy oscuro o en una mezclilla próxima al negro y una t-shirt o una playera polo en blanco. Si la chaqueta es marrón se llevará de maravilla con el azul. ¿En los pies? Botas de alguna clase serán lo mejor, aunque lo cierto es que entre más sencilla sea la chaqueta más fácil será combinarla con cualquiera de los zapatos clásicos del guardarropa masculino.



Ahora bien, si lo que quieres es llevar tu chaqueta de cuero al Código Smart, puedes armar un clásico combo de chinos, camisa e incluso corbata con zapatos más serios (unos Monkstraps o Derbies serán lo ideal) lo cierto es que será mucho más sencillo combinar una chaqueta marrón que una negra en este caso. Dado que usar una en negro requeriría calzado en este tono y en general el calzado negro es el más formal que hay, creando de esta forma una extraña paradoja en el atuendo que es un tanto difícil de atemperar (pero no imposible como muestra Brian Sacawa abajo)



Allí lo tienes Astyler. Las claves (en breve) para vestir apropiadamente una chaqueta de cuero, toda una estampa del guardarropa masculino y un básico para vernos bien en modo casual y smart. Espero que tengas un gran día. Yo me despido.


Encuentra tu estilo.

-A

45 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo