• A

¿Cómo usar una prenda que destaca por encima de las demás? (o la Guía de la Statement Piece)

Actualizado: 11 feb 2021


Todo guardarropa debe tener los básicos. Es de hecho una de las reglas para tener un guardarropa ideal. Pero también, en muchas ocasiones, sobre todo conforme vamos avanzando en el camino sartorial, nos encontramos con piezas llamativas, con patrones rompedores, tejidos que saltan a la vista o materiales, logos o contexto que la hacen destacar por encima de las demás. Esto es llamado por nuestro amigos de habla inglesa como la "Statement Piece"; Statement quiere decir literalmente "declaración". Es una prenda o accesorio que resalta tanto, por cualquier cualidad, que lanza un poderoso mensaje al que observa.




No todas las piezas de esta naturaleza son iguales. Por ejemplo, un cinturón de Hermés puede ser una pieza de Statement por el alto precio asociado a este (unos 800 USD) y a la enorme H mayúscula que tiene por hebilla. haciéndolo inconfundible ante el espectador. Pero este tipo de piezas, basadas más en la presunción de opulencia de su portador que en la calidad o el buen gusto inherentes al verdadero estilo masculino, no son el centro de este artículo.



Este artículo, es, al contrario, una guía de cómo incorporar un patrón poderoso, un color altamente llamativo, un tejido inusual o una pieza difícil de combinar porque en ella se presentan todas estas características. Y hay ejemplos en todas las áreas: Una chaqueta o americana con una patrón y/o color fuerte, un traje en solaro o con alguna seda que lo hace brillar o en un suave, caro y delicado cashmere, una camisa con un estampado floral, zapatos de algún color fuera de lo común o pantalones en un color tan intenso que se notan desde la cuadra que sigue a aquella en la que caminas.



No son piezas fáciles, ni piezas que normalmente se puedan usar para eventos muy formales (recuerda que lo más simple es, como regla general, lo más formal) pero piezas así son las que nos permiten incorporar, más que nunca un toque personalísimo a nuestro atuendo. Por ejemplo, esta chaqueta cruzada, parte de mi colección personal, con un tejido tan particular y tan llamativo como este:





LA FORMA MÁS SIMPLE:


Asumiendo que ya te has leído la guía para vestirse por capas (cuyos principios nos servirán bastante bien aquí) debo decir que la manera más sencilla, que mejor funciona y cuya fórmula nos hará no cometer errores al ponernos estas piezas poderosas es combinarlas con lisos. Obviamente no cualquier liso, evidentemente piezas que: 1) combinen en color y; 2) que no choquen en textura. Los lisos son aquellas piezas que no poseen patrón alguno, por mínimo que sea, sino solamente el color de manera absoluta. Funcionan porque convierten al patrón/color poderoso en centro del atuendo y en el punto focal del mismo sin hacer que se pierda y por supuesto sin causar un caos visual para el espectador. La muestra de cómo hacer esto la tienes a continuación:




A la izquierda tienes el atuendo base con dos lisos: la camisa de lino en un tono de marrón acompañada de unos jeans en blanco, con un cinturón que combina y por supuesto, loafers. A la derecha tienes una visión de cómo con este par de neutrales absolutos se puede combinar perfectamente la chaqueta azul cruzada con el patrón tejido en forma de pequeñas nebulosas.





Ahora, si tu pieza destaca más bien por el poder de su color (pretendes ponerte unos pantalones en rojo nantucket o quizás una americana en color azul cielo) busca colores que balanceen el efecto que pueda dar el mismo, que neutralicen el efecto poderoso de la pieza pero que al mismo tiempo combinen con ella. La manera más fácil de hacerlo con la mayoría de los colores, sobre todo los claros, es combinarlos con blanco o usar el blanco como puente para poder hacer que combinen mejor con otros colores. Otra clave que puede ayudarte es buscar colores en la misma familia pero con un matiz diferente para combinarlos, por ejemplo si llevas una americana en un claro azul celeste, usarla con pantalones en un oscuro azul marino podría llevarte a una muy buena combinación si la usas con la camisa adecuada.



EL CURSO AVANZADO:


Ahora conoces la fórmula más sencilla para vestir las piezas más llamativas. ¿Pero qué hay de la manera avanzada? Esa que vemos cada año en Pitti Uomo, con aires de Dandismo y profundo dominio sartorial. Esa se logra solamente cuando conoces la regla para combinar patrones. De entrada, tienes que saber que hay muchos mitos difundidos sobre esto, cómo "No uses rayas con cuadros, puntos con rayas etc" este tipo de, digamos mitos, debemos desterrarlos. La única regla que debes saber para combinar patrones es que los patrones que utilices deben tener una escala diferente, es decir, si vas a usar rayas con cuadros, deben tener un tamaño distinto que los haga diferenciarse perfectamente. Lo mismo para rayas con rayas, cuadros con cuadros o puntos, dibujos o cualquier patrón estampado o tejido que decidas ponerte: los tamaños diferentes permitirán que armonices de mejor manera y sin verte extraño, por muy diferente que puedan ser los patrones que traigas encima, claro está que el éxito o el fracaso también dependerá que los colores de los patrones combinen y que las texturas no choquen. (Ambas cosas las aprendes en la Guía sobre las bases del estilo, aquí para los colores y aquí para las texturas)




El ejemplo de cómo hacer esto, lo tienes en la imagen que acabas de ver. La camisa, de colores lila y con un patrón lleno de cuadros y rayas no sólo no se pierde, sino que se complementa bien con la mezcla de color azul y el dibujo de estrellas de la chaqueta cruzada. La corbata, tejida y hecha de lana, en un profundo azul marino muy oscuro, tan sólo complementa, con una textura y un color altamente contrastante que además combina,



Los pantalones de elección fueron, claro estaba, altamente contrastantes, pero no incorporan un patrón (la clave para hacer las cosas bien es hacerlas con moderación Astyler) sino que son unos chinos en un corte clásico en un beige tan claro que a distancia da la impresión de ser blanco. ¿Los zapatos? Unos oxford en captoe, en color marrón-borgoña, que combina y complementa perfecto el tono cálido de la camisa del atuendo.

Así pues, utilizando el principio antes mencionado, es que podrás combinar los patrones diferentes de tu guardarropa e incluso usarlos a la hora de incorporar una pieza que llame más la atención, pero nunca olvides la recomendación general:


Entre más llamativa o más compleja sea la pieza, más recomendable será mantener el resto del atuendo neutral.

70 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo