• A

Cómo usar un pañuelo de Bolsillo

Si algo me gusta del renacimiento del interés por el buen vestir y la elegancia clásica masculina (renacimiento que ciertamente nos ha traído a esta comunidad de Astylers) ha sido el resurgimiento en el mercado (aunque sea de a poco) de accesorios clásicos que hace una década eran muy específicos y no tan accesibles. Uno de ellos es el pañuelo de bolsillo.



¿Qué es?


Un pañuelo de bolsillo es un pequeño cuadrado de tela, hecho de seda, algodón o lino que se lleva en el bolsillo del pecho de la chaqueta de un traje, un blazer o una americana/saco o teba sport, únicamente con fines decorativos y como complemento de un atuendo.



Reglas Básicas de Uso


Como tal sólo hay un par de reglas fijas sobre los pañuelos de bolsillo: el más formal siempre será completamente blanco y se llevará doblado de una manera muy sutil. Es el único pañuelo que puedes usar en ceremonias de gala o etiqueta rigurosa, o bien si deseas hacer una declaración de extrema formalidad.



Y la segunda regla fija es: NUNCA, nunca, nunca utilices un pañuelo exactamente igual a la corbata que llevas.



Fuera de estos supuestos, no hay más reglas que determinen qué (o que no hacer) con un pañuelo de bolsillo, pero sí que hay pautas para llevarlo con mayor gracia, mi recomendación será que siempre utilices un pañuelo que, ya sea que combine o destace del resto del atuendo, pueda llevarse bien con el mismo incorporando algún elemento dentro de él. Por ejemplo, si en tu atuendo llevas un traje gris, una corbata borgoña y una camisa blanca, podrías llevar un pañuelo en cualquier combinación de color, pero se verá mejor si incorpora algún tono cercano a la corbata en el dibujo dentro de él, o bien que combine con la misma. En cualquier caso, la manera más sencilla de llevar uno es replicando tu atuendo en el mismo pañuelo.


Algunas propuestas para que lo acomodes...


En realidad no hay manera incorrecta de llevar un pañuelo de bolsillo, tan sólo habría que ver una galería con los atuendos del Pitti Uomo bianual, en los que se ven arreglos desde lo simple hasta lo más rebuscado.


Lo cierto es que hay tres maneras que destacan por su sencillez y que te ayudarán a cubrir prácticamente todas las ocasiones:


El doblez o "cuadrado"



El llamado por los norteamericanos "Tv Fold" es la forma más sencilla, sobria y tradicional de utilizar un pañuelo de bolsillo. El doblez es simple, pues como su nombre lo indica, tan sólo hay que formar un cuadrado y dejar ver tan sólo una pequeña franja de tela por encima del bolsillo. Es el ideal para situaciones formales y pañuelos de telas más ásperas, como el lino y el algodón, ideales para una forma tan geométrica como la que se pretende lograr. Si el pañuelo a utilizarse es uno con algún patrón o colores que quieres que se noten, definitivamente no será el mejor acomodo para dejar ver sus cualidades.




Las puntas


La segunda forma común de utilizar un pañuelo, es "la flor" o un doblez de puntas, en el que, como su nombre le indica, sobresalen cuatro puntas del pañuelo. Es en realidad, bastante sencillo de hacer: tan sólo hay que levantar el pañuelo por el centro, tomarlo con la otra mano dejando las puntas juntas y colocarlo en el bolsillo, donde formará la "flor" :

Este tipo de doblez es bastante más llamativo a la vista y es una gran opción para añadir encanto a los atuendos con traje. En cuanto a los mejores tipos de pañuelo para utilizarlo, serán los sólidos o aquellos que cuenten con un patrón o una combinación de colores entre media y discreta.




El cuerpo



En realidad no hay mucha técnica asociada a esta forma de usar un pañuelo de bolsillo y lo cierto es que es la manera ideal de usar un pañuelo con un patrón o dibujo muy llamativo, pues permite apreciarlo en su totalidad. Lo cierto es que tan sólo debes tomar el pañuelo y colocarlo en el bolsillo de manera que permita dejar ver en todo su esplendor el dibujo del mismo, como se muestra a continuación:


Su nombre deriva del hecho de que dejas ver precisamente el cuerpo o "la barriga" del pañuelo, a menudo su parte más llamativa y llena de color. Los pañuelos de seda destacan mucho más en este tipo de doblez.


Ahora ya lo conoces Astyler, ya conoces las tres maneras más comunes (y sencillas) de llevar un pañuelo de bolsillo. Te deseo paso firme en tu camino sartorial y como siempre, debo recordarte


Encuentra tu estilo.


-A

39 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo