• A

¿Cómo combinar colores?

Actualizado: 30 jun 2021

Esta es una continuación de la Guía sobre las bases del estilo, si no has leído la primera parte, da click aquí, dicho esto, continuemos:


Cómo construir un buen outfit, segunda parte


Los hombres tenemos una fuerte tendencia a vestir siempre looks monocromáticos y poco creativos respecto del color, ello no es precisamente negativo pero para el día a día no puedes andar por allí con el look de John Wick o del Cholo Simeone.



Para tu día a día te presento el sistema Astyle para combinar tus colores.


Las bases:


I. PRENDAS EXTERIORES :

Entiéndase esto como trajes y sus separados (sacos/americanas, abrigos, chalecos, blazers y pantalones de vestir)


Como podrás notar hay tres gamas de color que deben formar la base general de tu armario; esto no quiere decir que tengas que prescindir de todo color que esté fuera del espectro que cubren, sino más bien que te des cuenta que al ser los más neutrales y armoniosos (y si me permiten los más elegantes para el día a día) los puedes combinar también con prendas de otras gamas de color y que, sobre todo, hacen fácil la tarea de combinar porque se complementan perfectamente entre ellos.


Hablamos del AZUL, el GRIS y por supuesto, el MARRÓN.


Es mi recomendación (y un vox populi en la comunidad sartorial internacional) que tu primer traje debe ser o bien Gris Oxford o bien Azul Marino,

Como podrás notar tanto en la imagen a la izquierda (o arriba si estás en el móvil) como en la galería abajo, con estas tres familias puedes elaborar un outfit completamente hecho de sus tonos, sin que se vea monótono. En el caso del atuendo con el chaleco y la corbata en azul marino, la camisa en un marrón muy claro y los pantalones en un tenue y apenas perceptible gris, se logra un atuendo armonioso que ejemplifica de manera perfecta este concepto y si continuamos a la galería de celebrities a continuación y observamos las primeras tres fotografías, nos daremos cuenta que también es posible combinar diversos tonos de la misma familia en un mismo outfit, es decir diferentes tonos de azul, de marrones y de grises y combinar entre ellos, tan es así que podríamos hacer que los tres caballeros intercambiasen abrigo o chaqueta sin que ello afectase su elegancia y seguramente se verían espectaculares.



Esto que acabas de ver se logra porque las tres familias de colores se complementan la una a la otra, además de ofrecer una enorme versatilidad de tonos (desde los muy oscuros y formales hasta los más claros y casuales) y pueden ser un puente neutral para que tú introduzcas algún toque personal de color o patrón más llamativo (como hacen el primer caballero con su bufanda y el tercero con su camisa) y de hecho, es mi recomendación (y un vox populi en la comunidad sartorial internacional) que tu primer traje debe ser o bien Gris Oxford o bien Azul Marino, debido, evidentemente a la versatilidad de estos, además, es para muchos considerado todo un "uniforme" del estilo la combinación de unos pantalones en gris, zapatos cafés y un blazer azul con la camisa de tu preferencia o hay quienes (como Gandy o Huebl) lo invierten y usan pantalones azules, chaqueta gris y mismos zapatos en tonos de café y marrón.


El café y los marrones son perfectos para los zapatos, cinturones e incluso abrigos. Es una familia de tonos cálidos que complementan los fríos del azul y el gris e incluso, para los avanzados en su camino sartorial, usar un traje en algún tono de marrón (desde el más oscuro que recuerda al tabaco hasta el color camel) es bastante cotidiano.


DE BLANCOS Y NEGROS:


Ambos son excelentes conectores para tus atuendos y son un básico indispensable para las prendas interiores. El blanco y el negro complementan de manera excelente a los 3 colores base para tus prendas exteriores: por ejemplo, un blazer en azul marino se ve excelente con pantalones y camisa ambos en blanco. Y un par de pantalones negros con una chaqueta gris hacen también un look atemporal. Claro que hay algunas excepciones, por ejemplo los tonos más oscuros de marrón, debo decirlo, no se llevan en lo absoluto con el negro y como regla general los zapatos cafés nunca se usan en un outfit que lleva negro (aunque hay ciertas excepciones) Estos colores son básicos para pantalones, camisas, t-shirts y polos. Son los neutrales absolutos. Y de hecho, como notarás en la galería a continuación, los pantalones blancos (a menudo infravalorados) pueden ser una genialidad absoluta y transformar completamente un look colorido.




En cuanto a prendas exteriores, su uso es muy específico y requiere, hay que decirlo, destreza sartorial y cierto apego a las reglas. Un traje en algún tono de blanco, marfil, perla o cualquier tono dentro del famoso off-white como lo llaman los anglosajones es lo máximo para el verano, puede usarse en un evento formal de día, como bodas o bautizos, para alguna White Party típica del verano o incluso para una cita, una comida con amigos o una reunión familiar con la accesorización y combinación casual correcta. En cuanto al negro: cualquier evento de gala que requiera Smoking/Tuxedo y por consiguiente moño negro lo requiere de manera prácticamente absoluta. Asimismo, eventos desagradables a los que esperamos no tengas que asistir mucho (como funerales) te exigirán sacar las prendas de este color.



Mi recomendación respecto del blanco y el negro es que tengas bien cubiertos tus esenciales en estos colores (la típica camisa blanca que va con todo o esa polo negra que te va tan bien) y que en lo que respecta a prendas exteriores (sacos, blazers, americanas) te aconsejo que cubras bien los básicos primero en los colores descritos en el primer apartado (azul, gris) antes de invertir en piezas de esta naturaleza en blanco o negro, a menos claro que debas asistir con frecuencia a eventos sociales que las requieran, en cuyo caso deberían ser tu prioridad a la hora de armar tu guardarropa.


II. PRENDAS INTERIORES:


Son aquellas que tocan directamente tu piel. Evidentemente y como ya se dijo el blanco debe ser siempre un elemento muy presente en tu guardarropa con estas prendas. (CAMISAS, T-SHIRTS, JERSEYS/SUÉTERES) Pero realmente aquí es donde tendremos cierta libertad de color y nos beneficiaremos de nuestro color de piel. La zona segura es ir siempre con los tonos claros de los colores, sobre todo en camisas de vestir; para polos y t-shirts podremos adoptar los tonos más fuertes y nos beneficiará tener colores oscuros (la tercia que yo siempre recomiendo en polos o t-shirts es negro, borgoña/tinto y azul marino, además de la esencial blanca). Pero en camisas los clásicos son: Azul claro (el básico universal que le va bien a todos), verde claro (un olvidado infravalorado), fucsias, lavandas, morados y rosas en tonos muy claros (a aquellos con piel bronceada, morena u oscura les van excelente) y tonos muy sutiles y claros de amarillo (sobre todo a la gente de piel blanca le van bastante bien) Claro que estas no deberían ser tus únicas opciones (las camisas a rayas y a cuadros son todo un clásico) pero deben ser la base de la cual partimos.


Véase también: Las tres camisas básicas que necesitas




No puedo cerrar esta sección sin hablar de el clásico, elegante y atemporal color borgoña o color vino, un rojizo que recuerda a las capas de los centuriones romanos y que a la fecha no conozco hombre al que no le vaya bien (las polos, los suéteres jerseys de cuello alto o de tortuga y hasta las t-shirts en este color van increíbles)




CONSEJO: Si vas a armar un outfit de más de una dimensión (es decir si te vas a poner algo encima de las prendas que van por encima de tu torso tocando tu piel) debes tomar en cuenta que la combinación busca siempre armonía. Encontrarás que hay colores que se llevan mejor con otros: si tu chaqueta está dentro de la gama del gris o azul prácticamente todos los colores de camisa sugeridos se verán bien. Y dentro de la gama de marrones, aquellos más claros y que se cuentan más bien dentro de la gama del Khaki, el Beige y el Camel serán los más armoniosos, sobre todo con esas camisas en azul y verde muy claro. Con el borgoña, el amarillo y los tonos de rosa/morado será más difíciles (y lo encontrarás chocante a la vista la mayoría de las veces) la claves es que Siempre hagas prueba y error antes de salir. Las reglas generales nos ayudan, pero si algo no te parece que se vea bien o se ve "curioso" en el espejo, sigue tu instinto. Y si buscas una segunda opinión, asegúrate que sea la de alguien en cuyo gusto confíes (nunca acudas por consejos con alguien peor vestido que tú o al que le importa menos el estilo, pues te arriesgas precisamente a que te un pésimo consejo)


III. LA TERCERA DIMENSIÓN

Hablamos aquí de todos esos accesorios que le añaden profundidad a tu atuendo, como pañuelos de bolsillo, corbatas, fulares, calcetas y básicamente cualquier cosa que puedas usar para dar la impresión de una tercera dimensión en el mismo. Aquí, debo revelarles, es donde la gente con más experiencia en el camino Sartorial se distingue (y distingue) fácilmente a aquellos que inician o que se nota que están improvisando. Un tip supremo: Tu corbata jamás debe ser del mismo exacto patrón que tu pañuelo de bolsillo. Sí, sé que hay en el mercado global paquetes que venden corbata y pañuelo con el mismo patrón. Puedes comprarlo, pero no lo uses así. No hay encanto en ello. Sí, combina, pero es demasiado repetitivo. El arte de combinar colores en pañuelos y corbatas es encontrar patrones (o sólidos) que al mismo tiempo conecten con el resto de tus prendas en armonía, pero que aun así logren distinguirse. Trata de lograr que tus accesorios sólo hagan el atuendo más armonioso. Y no te excedas usando demasiados al mismo tiempo.





En cuanto a los calcetines básicamente tienes dos opciones: combinarlos con otros elementos de tu atuendo como accesorios o tu camisa o bien, alargar la silueta de tus piernas usándolos del mismo color de tus pantalones. Eso si: nunca usamos calcetas deportivas con zapatos o tenis de vestir. En cuanto a los funny socks, úsalos sólo si el código de vestimenta lo permite.



IV. ZAPATOS


Los zapatos son de lo más importante en cualquier atuendo, de cualquier persona. Su estado revela mucho de ti y de qué tanto te tomas en serio tu imagen (bien boleados y limpios siempre Astyler).


Véase también: ¿Cómo combinar zapatos?

Funcionalmente y desde un punto de vista estético combinan y embonan el outfit destacando de él (pues además deben ser del mismo tono que tu cinturón) o bien lo hacen combinando perfectamente con el mismo; es decir o le dan continuidad a tus piernas con el mismo tono oscuro de tu pantalón, o lo cortan al igual que el cinturón divide tu torso de tus piernas, el ejemplo más claro que puedo dar de cómo funciona esto es cuando usamos un traje azul; supongamos que es un azul oscuro. Podemos ponernos unos zapatos en cualquier tono de marrón o café que indudablemente destacará, (hemos dejado claro que el romance entre marrones y azules es enorme) usar unos zapatos negros, de acuerdo a la estética más formal que de lejos harán que tu pies se unan al oscuro traje pero de cerca se notará perfectamente que son negros y que se trata de un color diferente o, incluso y saliendo de toda convención, usar un par de zapatos en un azul del mismo tono del traje (como hizo Johannes Huebl en París hace unos años y puedes ver en la última imagen de la siguiente galería) dando permanentemente la sensación de que el pie es uno con la pierna.





Ahora bien, dicho esto, hay reglas especificas de qué zapatos combinar con qué colores. Como ya hemos dicho si tu outfit incorpora negro los zapatos no pueden ser otros que en negro. Dicho esto, al usar un traje gris puedes usar indistintamente ambos, claro está que entre más claro sea el gris más difícil será combinarlo con calzado negro, aunque sigue siendo posible. El azul, si bien en sus variantes más oscuras y en aquellas más bien vibrantes (como un azul eléctrico) va bien con zapatos negros, la gran mayoría e infinidad de los tonos de azul (con mayor razón los más claros) irán muchísimo mejor con café. Debo admitir que en este apartado a muchos les falla, no tienen idea de cuantos señores he visto usando unos jeans con mocasines/ loafers en negro con su respectivo cinturón. La imagen me da cringe. Es chirriante. Si vas a usar jeans no uses zapatos negros, el contraste de formalidad y color es MUY alto, aunque los zapatos sean loafers, normalmente se ve mal.




Esto ha sido todo por esta parte de la Guía sobre las bases del Estilo Astylers, si quieres ir a la siguiente y última parte de esta trilogía, da click aquí, y si deseas continuar leyendo algún otro tema, puedes ir a la página principal de A style by A, donde encontrarás más artículos de inspiración y guías, recuerda que estoy al pendiente de mis DMs en Instagram, a través de la caja de comentarios y nuestro e-mail para cualquier duda, comentario o sugerencia que puedas tener. Que tengas un gran día.


Encuentra tu estilo.


-A

891 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo